Teléfono: 2402 5432 - WhatsApp: 094 999 888 aromasysabores@adinet.com.uy

Untitled Document

Estas son algunas de las estaciones por donde pueden pasar estos Peregrinos Alternativos: Aromaterapia, Cromoterapia, Hidroterapia, Fangoterapia, Flores de Bach y otras, Iridología, Reflexología, Homeopatía, Quiropraxia, Digitopuntura, Masajes en toda su variedad, Acupuntura, Fitoterapia, Auriculoterapia, Mesoterapia, Análisis y reforma celular, Biodanza, Chi Kung – Qi Gong, Constelaciones familiares, Gemoterapia, Hipnosis, Moxibustión, Naturopatía, Reiki, Risoterapia, Sanación Pránica, Tai Chi Chuan, Gnosis, Metafísica, Terapia Piramidal, Terapia Ortomulecular, Biomagnetismo, Musicoterapia, Terapia con Péndulo, Terapia con Cuencos Tibetanos, Sicología en sus varias vertientes, Temazcal, Medicina alopática, Yoga en todas sus formas, y la lista continuuuuuuuuuua…
El Peregrino Alternativo es una persona que tiene el deseo de recorrer técnicas y terapias complementarias, o como muchos las conocen y les llaman, alternativas.
Es una persona que ante todo lo que ve o encuentra, tiene necesidad de hacerlo, de consumirlo, por lo general, por cortos periodos, ya que se desalienta con facilidad, es la que necesita darse el gusto porque piensa que es lo que en ese momento necesita.
El vivir peregrinando constantemente de terapias o técnicas, no le garantiza el éxito que procura conseguir…
Este afán de consumirlo todo, puede ocultar un gran conflicto interno que no ha sido expresado, a veces muy antiguo y en otras no tanto. Muchas veces tienen visos de baja autoestima y necesidades no satisfechas.
El Peregrino Alternativo es ideal para los vendedores de “terapias mágicas”, aquellas que nos dicen sanar todo sin que tú tengas que prácticamente hacer nada… Porque estos vendedores, saben que aunque no encuentren lo que buscan, podrá convencerlo con facilidad de que lo haga. Estas terapias y técnicas que tal vez no necesitan y que en muchos casos no llegará a usar nunca, pero le brindan la posibilidad, por un breve momento, de sentirse satisfecho.
Y luego, vuelven a empezar…
Los Peregrinos Alternativos sienten que el haber accedido a un excesivo concurso de técnicas y terapias, agrandan su identidad. No viven el presente, sino el futuro, son eternos insatisfechos, porque piensan que solo cuando tengan aquello que desean recién van a poder ser felices. El Peregrino Alternativo está aburrido de su cotidianeidad vivencial, en lo que se manifiesta en variadas oportunidades a nivel de salud, este estado lo proyecta hacia fuera y trata de cambiar su estado incrementando su peregrinar.
Son personas que no disfrutan de los procesos sino solamente de los resultados. Son personas que se resisten a avanzar y no se dan cuenta que sólo viviendo los procesos se aprende a crecer y a evolucionar.
Si la persona se propone salir de esa eterna peregrinación, y abocarse a una forma que le aporte los instrumentos para que el mismo construya su estabilidad, entonces, debe en un momento detenerse y ver que aquello que busca no lo va a hallar afuera. Autoconocimiento. Los cambios, las mejoras, el crecimiento personal, en las técnicas y terapias deben apuntar a lo duradero y trascendente.
La persona con esta característica de Peregrino Alternativo, tendría que preguntarse: ¿Qué es lo que sentía antes de convertirme en una máquina de peregrinar? ¿Qué es lo que siente ahora con ese sobrepeso de terapias y técnicas alternativas encima?
El sobrepeso conduce a la obesidad, y la obesidad es una enfermedad…
Cultivar el autoconocimiento, cultivar amistades, y pensar siempre en positivo, esto ciertamente nos ayuda a cambiar y a sentirnos mejor. Porque el optimismo crea energía positiva y significa tener esperanza, mientras el pesimismo te sumerge en la desesperanza, el desaliento, y en la desesperación y provoca la búsqueda de recursos exógenos para llenar un vacío interior.
Esta en cada uno influir positivamente en nosotros mismos y en los demás, aceptando vivir en un mundo ambivalente, donde el encuentro con tu Ser no depende del peregrinar alternativo que desarrolles. Muchas veces ese peregrinar te aleja un poco más…
Hace muchos años, llego a Montevideo Octavio Dju, un maestro que había nacido en Perú y vivido gran parte de su vida en India. Luego de un fin de semana de compartir sus enseñanzas, y tras el cierre de la actividad, me acerqué a hacerle una pregunta:
-¿Maestro, que libro me podría recomendar para perfeccionar mi práctica?
Con una sonrisa, extendió el brazo hacia mí y apoyo su dedo índice en el centro de mi pecho, y me respondió:
-El tuyo, tú.

24total visits,2visits today